Recomendaciones en caso de emergencia

Ante una situación de emergencia la regla de oro es mantener la calma y no perder los nervios. De esa forma se pueden tomar decisiones racionales y serenas cuando cada segundo importa.

  • Lo primero que debes hacer en caso de accidente es socorrer a las víctimas.
  • Controla el volante antes de frenar.
  • Si conduces deprisa cuando se produce la emergencia, intenta no dar volantazos. Puede empeorar las cosas.
  • Puedes seguir conduciendo a menor velocidad y reducir el impacto de la colisión. Intenta reducir la velocidad al máximo.
  • Enciende las luces de emergencia inmediatamente.
  • Si tienes problemas mientras conduces, enciende las luces de emergencia inmediatamente para avisar a los demás.

Recuerda:

Un volantazo a gran velocidad puede provocar un accidente que se podría haber evitado. Puede hacer que el vehículo derrape, choque o incluso vuelque.

2. En caso de pinchazo

  • Mantén la dirección del vehículo lo más recta posible.
  • No frenes bruscamente. Frena despacio para reducir la velocidad.
  • Reduce a una marcha más baja, utilizando el motor para frenar.

Recuerda:

Mantén ambas manos en el volante y agárralo firmemente. Esto puede salvarte la vida en el caso de que un neumático reviente.

3. Medidas de emergencia en caso de pérdida de control

Cuando se pierde el control de la dirección hay que hacer lo siguiente:

  • Soltar el pedal del acelerador suavemente.
  • Girar la dirección hacia el lado donde va la parte posterior del coche.
  • No utilizar el freno de emergencia si la velocidad es muy alta.
  • Reducira a una marcha más baja, utilizando el motor para frenar.
  • Encender las luces de emergencia lo antes posible.
  • Aparcar en un lugar seguro y colocar los triángulos de señalización.

4. Medidas de emergencia cuando no funcionan los frenos

Si los frenos dejan de funcionar hay que sujetar el volante con mayor firmeza. Si esto sucede antes de entrar en una curva, controla primero la dirección. Usa el freno de mano si la velocidad es menor de 30 km/h. Reduce a una marcha más baja para utilizar el freno motor.

Cambia de marchas paso a paso para reducir la velocidad.

  • Enciende las luces de emergencia.
  • Utiliza el freno de mano para parar el coche cuando la velocidad es inferior a 30 km/h.
  • Utiliza las cuestas y los obstáculos para parar el coche.
  • Si hay carril de emergencia, utilízalo.

Recuerda:

Revisa los frenos antes de un viaje.

Fuente: michelin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s