Archivo mensual: abril 2012

Todo lo que debes saber sobre fusibles

Si algún sistema eléctrico de tu coche deja de funcionar -luces, claxon, radio…- es posible que la causa sea que se ha fundido un fusible. Conviene que estés preparado por si esto sucede.

Los fusibles son unos pequeños dispositivos de seguridad que protegen los elementos eléctricos del coche -elevalunas, luces, radio…- y actúan como un seguro de vida para ellos: en caso de que se produzca una intensidad de corriente excesiva que pudiera dañar el sistema eléctrico, el fusible se rompe para evitarlo, cortando el flujo de corriente eléctrica. Los fusibles se clasifican en función de los amperios que pueden soportar -eso es lo que indica el número que llevan grabado-. A su vez, el amperio es la unidad de medida de intensidad de la corriente eléctrica. Cuanto más potente sea el elemento a proteger, mayor será la intensidad que soporte su fusible. Pero ojo, no basta sólo con cambiarlo -más adelante te explicamos cómo hacerlo- porque la rotura de un fusible suele ocultar una avería…

Qué fusible para qué función

La caja de fusibles de cada coche es diferente. Hemos utilizado, como ejemplo, la de un Audi A3 y esto es lo que contenía…

1. 5 Amperios. Los fusibles más pequeños protegen el airbag, la alarma o el sensor de párking.
2. 10 Amperios. Sirven para sistemas como las luces, el equipo de audio o el cierre centralizado.
3. 15 Amperios. Se utilizan para los limpiaparabrisas, las luces de freno o la bomba de combustible.
4. 20 Amperios. En el A3, protegen la calefacción del asiento, el techo solar o el encendedor.
5. +20 Amperios. Los elevalunas, el motor de arranque o el climatizador usan fusibles de 30A y 40A.

Así se cambian

La caja de fusibles suele estar bajo el volante, oculta tras el umbral que separa el salpicadero y la puerta del conductor o en un lugar elevado, bajo el capó -consúltalo en el manual de usuario de tu coche-.

1. Descúbrelos. Retira la tapa de plástico que oculta los fusibles. Suele ir encajada a presión.
2. Según el sistema que falle… tendrás que cambiar un fusible u otro. El libro de usuario del coche te dirá cuál es.
3. Retíralo. Tira del fusible utilizando las pinzas especiales que encontrarás en la tapa de plástico del paso 1.
4. Reemplázalo. Introduce el fusible nuevo en el hueco del viejo y vuelve a colocar la tapa de plástico.

Fuente: autofacil.es

Anuncios

Nuevo etiquetado de neumáticos en Europa: te explicamos en detalle cómo será la normativa

A partir del próximo 1 de noviembre de 2012 entrará en vigor un nuevo sistema de etiquetado de neumáticos en Europa. A partir de esa fecha va a ser obligatorio que los fabricantes incluyan en sus productos una etiqueta informativa en la que se especifiquen tres parámetros importantes relacionados con el neumático y sus propiedades: consumo de carburante, seguridad y ruido ambiental. ¿Por qué?

La normativa nace de la necesidad de dar al consumidor claves para comprender el impacto real de los neumáticos, tanto para él como para el entorno y el medio ambiente. Permite, además, que el consumidor identifique de forma sencilla la eficiencia energética de un producto, en este caso los neumáticos, que ya sabemos que son importantísimos y, por encima de todo, un actor importante en dos temas clave: economía y reducción de las emisiones de CO2.

 Habrá una serie de plazos para la introducción del etiquetado, y los podemos resumir en una primera fecha tras la cual cada fabricante podrá comunicar en qué categoría estará cada uno de sus neumáticos. El 30 de mayo es la fecha a partir de la cual sabremos esos detalles, y no se podrá comunicar antes. La siguiente fecha es el 1 de julio de 2012. A partir de entonces, los fabricantes estarán obligados a adjuntar la identificación junto a sus productos. Y finalmente, el 1 de noviembre será la fecha límite tras la cual será obligatorio que exista la información de etiquetado para poder comercializar los neumáticos.

Un poco de historia reciente del etiquetado de neumáticos

No es mi objetivo aburriros mortalmente con detalles legales, sino dar una visión de por qué se va a entrar en un escenario de etiquetado común, y qué se ha decidido sobre el tema para que podamos fiarnos de lo que veremos en esas etiquetas. El cuidado del medio ambiente es un tema de capital importancia hoy, el control de las emisiones de CO2 y la eficiencia energética son cuestiones complejas pero necesarias para conseguir un futuro mejor.

En lo referente a los neumáticos, durante todo su ciclo de vida existen una serie de emisiones y residuos que se pueden minimizar a partir de diferentes medidas. Pero el punto del ciclo de vida de los neumáticos que más emisiones implica es el punto de la utilización de los mismos: cuando los montamos en nuestro coche y rodamos con ellos, provocamos una serie de consumos relacionados como por ejemplo el consumo de carburante derivado de la resistencia a la rodadura.

Existen una gran cantidad de etiquetas relacionadas con el medio ambiente, desde las etiquetas de reciclado, pasando por las de agricultura ecológica, ruidos, relación con la capa de ozono,… También hay unas etiquetas obligatorias para coches que incluyen datos como el consumo del mismo dependiendo del tipo de conducción y las emisiones declaradas en g/km.

El marco que define la Unión Europea para la el nuevo etiquetado tiene un fin claro: “el fomento del uso de neumáticos que sean eficientes en términos de consumo de carburante y segu­ros, y que presenten bajos niveles de ruido”, siendo este sistema lo que “permita a los usuarios finales elegir con conocimiento de causa en el momento de la compra de los neumáticos”.

Qué se incluye en las nuevas etiquetas para los neumáticos

La etiqueta para los neumáticos es tal y como os la presentamos sobre estas líneas. Como se ve, tiene tres zonas diferenciadas, que representan cada uno de los tres parámetros que se han seleccionado:

Consumo de carburante

En una escala de la A a la G (muy similar, como veis, al etiquetado de electrodomésticos), se clasifican los diferentes consumos de carburante atendiendo al coeficiente de resistencia a la rodadura del neumático. Se ha elegido este parámetro y no otro porque es necesario tener un único valor de medida para todos. El coeficiente de resistencia a la rodadura es suficientemente representativo del consumo asociado al neumático por ser un elemento natural del propio neumático (no es variable como la presión de inflado u otras consideraciones).

Seguridad

Para medir esta característica se ha tomado como base la capacidad de adherencia sobre superficie mojada. De nuevo, se elige este parámetro y no otro para ofrecer un marco homogéneo a todos los fabricantes, y porque (interpretación personal) es una situación en la que es crítico que el neumático proporcione un nivel alto de seguridad y agarre.

Nivel de ruido ambiental

Para representar este valor se tiene en cuenta una serie de valores de ruido ambiental en decibeliosya definidos con anterioridad. Si llamamos VL al valor máximo permitido para un tipo de neumático (depende de qué medidas hablamos), los valores van desde VL (peor resultado, más sonoridad) hasta 3dB por debajo de VL (reducción del ruido ambiental al 50% aproximadamente). Entre esos dos valores límite se encuentra un valor intermedio.

¿Qué podemos sacar en limpio de todo esto?

A partir del 1 de noviembre de 2012 será obligatorio para los fabricantes incluir las etiquetas informativas. Para el usuario de a pie, estas etiquetas condensarán de forma sencilla y rápida de consultar las características elegidas como representativas de la calidad de un neumático. La intención del marco y de la norma es esa, proporcionar a los consumidores una referencia de lo que es “más adecuado” y lo que es “menos adecuado”.

Fuente: circulaseguro.com

Revisar el nivel de aceite

El aceite es muy importante en el óptimo funcionamiento de nuestro motor. De este fluido depende elcorrecto engrase de todos los elementos que componen el motor y también contribuye a no calentar en exceso algunas piezas como los pistones, a causa de la fricción.

También es muy importante llevar un mantenimiento correcto y sustituirlo tal y como nos indica en el manual de instrucciones del coche. Si no cambiamos el aceite, éste pierde sus propiedades y puede afectar al funcionamiento de nuestro coche.

Por lo tanto, debemos prestar mucha atención al aceite ya que es un parte vital del motorDe forma regular es bueno comprobar el nivel de aceite, lo que nos evitará sustos ya que podemos actuar con antelación.

En primer lugar, para medir el nivel de aceite, el coche debe de estar en posición horizontal y el motor completamente frío, por ejemplo en el garaje. Si  lo medimos con el aceite un poco caliente, parte del aceite estará repartido por el motor y no nos dará una medida adecuada.

 

Lo siguiente que debemos de hacer es quitar la varilla de aceite y limpiarla totalmente con un papel. Podemos observar como la varilla tiene dos marcas, una de ellas nos indica el mínimo y la otra el máximo. El aceite debe estar siempre entre el mínimo y el máximo.

Posteriormente la introduciremos de nuevo hasta el fondo y la volveremos a quitar, observaremos a que altura está el aceite. Si el aceite está por debajo del mínimo lo rellenaremos un poco (siempre del mismo tipo), si está por encima del máximo, habría que quitar una parte. Yo, personalmente, siempre suelo dejar el aceite al máximopor si consume un poco, no quedar nunca por debajo del mínimo.

En vehículos con cárter seco, el proceso es distinto. Por norma general debemos hacer la medida con el motor encendido y a temperatura de trabajo. Luego procederemos a medir el nivel de la forma descrita anteriormente.

Fuente: tallervirtual.com

Suspensiones de coches y sus diferentes tipos

Dentro de los diferentes tipos de suspensiones delanteras que se han utilizado en la producción de coches diversa índole, existen modelos y estilos más antiguos los cuales ya son obsoletos, pero son un punto de partida para las suspensiones tecnológicas de la actualidad que funcionan mucho mejor.

La primera suspensión delantera desarrollada fue un eje de barra sólida. En los primeros coches las ruedas delanteras estaban unidas entre sí por un eje sólido y recto. Este estilo fue traído de los coches tirados por caballos, que en el pasado funcionó bastante bien y fue ampliamente utilizado en todo el planeta. De hecho, este tipo de eje todavía se puede encontrar hoy en día.

El eje de recto y sólido hoy en día se puede utilizar en otras funciones, más de seguridad que de otra cosa, como las barras antivuelco y anti choques, que ayudan a mantener la integridad de las personas dentro de un coche ante un inminente accidente.

Así mismo, muchos coches que ruedan hoy en día, como algunos camiones de carga pesada, tienen las dos ruedas delanteras conectadas por un eje sólido. Por lo tanto, el uso de barra puede tener ventajas y desventajas como elemento de suspensión del eje delantero para camiones pesados, aunque su utilidad no es apropiada para coches pequeños.

Más allá de lo anterior, cuando los diseñadores de coches del pasado se dieron cuenta de los graves inconvenientes que se podían presentar con la suspensión de eje delantero sólido, se intentó introducir un estilo independiente de suspensión delantera. Uno de los primeros intentos llegó a ser conocido como lasuspensión de eje de oscilación, que, como su nombre lo indica, estaba configurada de manera que los ejes realizaban un pivote en un lugar interno del coche, en donde las ruedas pudieran subir y bajar a través de sus respectivos arcos.

Este sistema de eje de oscilación se fue adaptando con el tiempo a la suspensión trasera. Su máximo ejemplo se puede encontrar en los escarabajos de más años.

Otra forma temprana de suspensión delantera independiente se conoció como el enlace final de suspensión. Este diseño de suspensión utiliza un conjunto de elementos situados delante de las ruedas para apoyar la masa no suspendida. En esencia, la rueda tiene vínculos con la suspensión. De ahí el nombre.

Dado que las suspensiones independientes delanteras fueron desarrollos pioneros en las mejoras de las características de marcha y maniobrabilidad de los coches, siempre se busco una premisa esencia, reducir al mínimo el espacio necesario para la propia suspensión, los primeros diseños, como la suspensión de enlace final intentó sobresalir en las áreas de mejora.

Los sistemas de enlace fueron un éxito desde el punto de vista del fabricante, ya que este desarrollo mejoró la conducción y redujo el tamaño de la suspensión facilitando su acomodación en el coche. Sin embargo, hay algunas desventajas considerables en el sistema de enlace final, cuando se aplica a los coches, ya que el sistema genera altas cargas de peso en las curvas.

La evolución de la suspensión delantera ha progresado en los últimos 100 años desde el eje de barra sólida hasta los diseños de doble brazo que actualmente se ven en los coches de alto rendimiento. Aunque la mayoría de la gente ha oído que un doble brazo es un buen sistema de suspensión, es importante conocer que este es un sistema que se utiliza en coches de carrera y de alta velocidad, de esta manera, estos coches tienen la opción de una buena maniobrabilidad y estabilidad.

Fuente: tallervirtual.com

Revisar el nivel de aceite

El aceite es muy importante en el óptimo funcionamiento de nuestro motor. De este fluido depende elcorrecto engrase de todos los elementos que componen el motor y también contribuye a no calentar en exceso algunas piezas como los pistones, a causa de la fricción.

También es muy importante llevar un mantenimiento correcto y sustituirlo tal y como nos indica en el manual de instrucciones del coche. Si no cambiamos el aceite, éste pierde sus propiedades y puede afectar al funcionamiento de nuestro coche.

Por lo tanto, debemos prestar mucha atención al aceite ya que es un parte vital del motorDe forma regular es bueno comprobar el nivel de aceite, lo que nos evitará sustos ya que podemos actuar con antelación.

En primer lugar, para medir el nivel de aceite, el coche debe de estar en posición horizontal y el motor completamente frío, por ejemplo en el garaje. Si  lo medimos con el aceite un poco caliente, parte del aceite estará repartido por el motor y no nos dará una medida adecuada.

Lo siguiente que debemos de hacer es quitar la varilla de aceite y limpiarla totalmente con un papel. Podemos observar como la varilla tiene dos marcas, una de ellas nos indica el mínimo y la otra el máximo. El aceite debe estar siempre entre el mínimo y el máximo.

Posteriormente la introduciremos de nuevo hasta el fondo y la volveremos a quitar, observaremos a que altura está el aceite. Si el aceite está por debajo del mínimo lo rellenaremos un poco (siempre del mismo tipo), si está por encima del máximo, habría que quitar una parte. Yo, personalmente, siempre suelo dejar el aceite al máximopor si consume un poco, no quedar nunca por debajo del mínimo.

En vehículos con cárter seco, el proceso es distinto. Por norma general debemos hacer la medida con el motor encendido y a temperatura de trabajo. Luego procederemos a medir el nivel de la forma descrita anteriormente.

Fuente: tallervirtual.com

Comprobar el sistema de Airbag

La seguridad es uno de los puntos más importantes en nuestro coche. Debemos tener todos los elementos de seguridad en correcto estado para tratar de evitar un accidente o, en caso que te tengamos uno, minimizar sus consecuencias.

Un elemento muy importante en el tema de la seguridad es el airbag, lo que nos puede ayudar a reducir las lesiones en caso de accidente. Por este motivo es muy importante tenerlo en correcto estado y saber cómo poder comprobarlo por nosotros mismos.

Cada vez que encendemos el coche, se chequean automáticamente una serie de sistemas para comprobar su correcto funcionamiento, entre ellos el airbag. Para saber si el sistema funciona correctamente simplemente tenemos que revisar la luz del airbag que nos aparece en el cuadro de instrumentos.

Al poner contacto, la luz del airbag se debe encender como muchas otras. Debe permanecer encendidadurante unos pocos segundos, mientras se comprueba el estado de funcionamiento. Una vez se haya completado esta comprobación, la luz del airbag se debe apagar y permanecer siempre apagada. Este proceso se repite cada vez que ponemos contacto en nuestro coche.

Puede darse el caso que ponemos contacto y la luz de airbag no se enciende. Entre otras causas, puede deberse a que el coche sufrió un accidente donde se activaron los airbags y, en vez de reponerlos por unos nuevos, se anuló la luz del airbag para que no permanezca encendida.

También nos podemos encontrar con que la luz del airbag permanece encendida y no se apaga. Esto nos indica que existe una anomalía en el sistema, como por ejemplo el fallo de algún sensor de desaceleración, con lo que, en caso de accidente, cabe la posibilidad de que no se activen los airbag.

Tanto si la luz no se enciende nunca, como si permanece siempre encendida, debemos acudir de inmediato al taller para que nos la revisen. También a la hora de comprar un coche de segunda mano, es un elemento que debemos comprobar, para que no nos intenten engañar.

Fuente: tallervirtual.com

Mezcla de aceite y anticongelante

Una avería que nos puede traer muchos rompederos de cabeza es la mezcla de aceite con el anticongelante. Si cuando vamos a revisar los niveles de nuestro coche nos encontramos con una mezcla de aceite y anticongelante en la botella de expansión, podemos empezar a preocuparnos ya que, en principio, no es una avería sencilla.

Para reconocer fácilmente la mezcla, al abrir el tapón de la botella de expansión veremos una sustancia un poco amarillenta y viscosa. Si comprobamos el nivel de aceite, también es posible que no se encuentre entre el mínimo y el máximo.

En este caso nos encontramos con que por alguna parte del motor se han mezclado los dos líquidos. El motor, en su interior, tiene varios conductos. Por algunos de estos conductos circula el aceite para engrasar el motor y por otros circula anticongelante, que se encarga de su refrigeración.

Estos conductos se tienen que haber comunicado en algún punto y, el más sencillo, es en la culata o la junta de culata. En este caso, la reparación es costosa ya que es necesario desmontar la culata y comprobarlapara ver donde está el problema.

Esta reparación requiere bastantes horas y tendremos que ir preparando el bolsillo. Levantar la culata implica, como mínimo, comprobar la culata y un juego de juntas nuevo. En el peor de los casos, si la culata está dañada, debemos sustituirla por otra nueva.

Otra opción, más económica, es que se haya mezclado en el enfriador de aceite. El enfriador de aceite se encarga de, como su nombre indica, enfriar el aceite por medio del anticongelante que se usa para refrigerar el motor.

Si nos encontramos en esta situación, lo más recomendable es acudir cuanto antes al taller para que nos verifiquen el problema. Si no lo hacemos, puede tener consecuencias muy graves, dañando en gran medida el motor.

Fuente: tallervirtual.com