Nuevo etiquetado de neumáticos en Europa: te explicamos en detalle cómo será la normativa

A partir del próximo 1 de noviembre de 2012 entrará en vigor un nuevo sistema de etiquetado de neumáticos en Europa. A partir de esa fecha va a ser obligatorio que los fabricantes incluyan en sus productos una etiqueta informativa en la que se especifiquen tres parámetros importantes relacionados con el neumático y sus propiedades: consumo de carburante, seguridad y ruido ambiental. ¿Por qué?

La normativa nace de la necesidad de dar al consumidor claves para comprender el impacto real de los neumáticos, tanto para él como para el entorno y el medio ambiente. Permite, además, que el consumidor identifique de forma sencilla la eficiencia energética de un producto, en este caso los neumáticos, que ya sabemos que son importantísimos y, por encima de todo, un actor importante en dos temas clave: economía y reducción de las emisiones de CO2.

 Habrá una serie de plazos para la introducción del etiquetado, y los podemos resumir en una primera fecha tras la cual cada fabricante podrá comunicar en qué categoría estará cada uno de sus neumáticos. El 30 de mayo es la fecha a partir de la cual sabremos esos detalles, y no se podrá comunicar antes. La siguiente fecha es el 1 de julio de 2012. A partir de entonces, los fabricantes estarán obligados a adjuntar la identificación junto a sus productos. Y finalmente, el 1 de noviembre será la fecha límite tras la cual será obligatorio que exista la información de etiquetado para poder comercializar los neumáticos.

Un poco de historia reciente del etiquetado de neumáticos

No es mi objetivo aburriros mortalmente con detalles legales, sino dar una visión de por qué se va a entrar en un escenario de etiquetado común, y qué se ha decidido sobre el tema para que podamos fiarnos de lo que veremos en esas etiquetas. El cuidado del medio ambiente es un tema de capital importancia hoy, el control de las emisiones de CO2 y la eficiencia energética son cuestiones complejas pero necesarias para conseguir un futuro mejor.

En lo referente a los neumáticos, durante todo su ciclo de vida existen una serie de emisiones y residuos que se pueden minimizar a partir de diferentes medidas. Pero el punto del ciclo de vida de los neumáticos que más emisiones implica es el punto de la utilización de los mismos: cuando los montamos en nuestro coche y rodamos con ellos, provocamos una serie de consumos relacionados como por ejemplo el consumo de carburante derivado de la resistencia a la rodadura.

Existen una gran cantidad de etiquetas relacionadas con el medio ambiente, desde las etiquetas de reciclado, pasando por las de agricultura ecológica, ruidos, relación con la capa de ozono,… También hay unas etiquetas obligatorias para coches que incluyen datos como el consumo del mismo dependiendo del tipo de conducción y las emisiones declaradas en g/km.

El marco que define la Unión Europea para la el nuevo etiquetado tiene un fin claro: “el fomento del uso de neumáticos que sean eficientes en términos de consumo de carburante y segu­ros, y que presenten bajos niveles de ruido”, siendo este sistema lo que “permita a los usuarios finales elegir con conocimiento de causa en el momento de la compra de los neumáticos”.

Qué se incluye en las nuevas etiquetas para los neumáticos

La etiqueta para los neumáticos es tal y como os la presentamos sobre estas líneas. Como se ve, tiene tres zonas diferenciadas, que representan cada uno de los tres parámetros que se han seleccionado:

Consumo de carburante

En una escala de la A a la G (muy similar, como veis, al etiquetado de electrodomésticos), se clasifican los diferentes consumos de carburante atendiendo al coeficiente de resistencia a la rodadura del neumático. Se ha elegido este parámetro y no otro porque es necesario tener un único valor de medida para todos. El coeficiente de resistencia a la rodadura es suficientemente representativo del consumo asociado al neumático por ser un elemento natural del propio neumático (no es variable como la presión de inflado u otras consideraciones).

Seguridad

Para medir esta característica se ha tomado como base la capacidad de adherencia sobre superficie mojada. De nuevo, se elige este parámetro y no otro para ofrecer un marco homogéneo a todos los fabricantes, y porque (interpretación personal) es una situación en la que es crítico que el neumático proporcione un nivel alto de seguridad y agarre.

Nivel de ruido ambiental

Para representar este valor se tiene en cuenta una serie de valores de ruido ambiental en decibeliosya definidos con anterioridad. Si llamamos VL al valor máximo permitido para un tipo de neumático (depende de qué medidas hablamos), los valores van desde VL (peor resultado, más sonoridad) hasta 3dB por debajo de VL (reducción del ruido ambiental al 50% aproximadamente). Entre esos dos valores límite se encuentra un valor intermedio.

¿Qué podemos sacar en limpio de todo esto?

A partir del 1 de noviembre de 2012 será obligatorio para los fabricantes incluir las etiquetas informativas. Para el usuario de a pie, estas etiquetas condensarán de forma sencilla y rápida de consultar las características elegidas como representativas de la calidad de un neumático. La intención del marco y de la norma es esa, proporcionar a los consumidores una referencia de lo que es “más adecuado” y lo que es “menos adecuado”.

Fuente: circulaseguro.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s