Como funciona el sistema Start Stop

Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar alguna vez del sistema Start Stop de Bosch que equipan muchos coches y que últimamente Bosch ha renovado. Este sistema apaga el motor de nuestro coche cuando nos encontramos ante un semáforo en rojo o incluso en un atasco. Cuando queremos continuar la marcha, el coche se enciende automáticamente.

El coche no adivina cuando el semáforo se pone en verde o cuando queremos arrancar el coche. Para que el motor de nuestro coche se ponga en marcha, sólo debemos hacer una tarea rutinaria, pisar el embrague para meter primera.

Gracias al sistema Start Stop disminuimos el consumo de combustible de nuestro coche y, por tanto, también las emisiones de CO2. Este sistema resulta especialmente útil para los trayectos realizados en ciudad, pudiendo llegar a reducir el consumo de combustible en un 8%.

Al detener nuestro coche, la centralita del sistema Start Stop realiza varias comprobaciones. Para saber si puede apagar el motor, comprueba que no haya ninguna marcha engranada, que el sensor del ABS indica que el vehículo se encuentra parado y también que el sensor electrónico de la batería tiene suficiente energía para volver a poner en marcha nuestro vehículo. Si todas estas condiciones se cumplen, el sistema apaga automáticamente el motor.

En cuanto necesitamos continuar nuestra marcha, pisamos el embrague para meter primera. Es en este momento cuando un motor de arranque especial se pone en marcha y arranca rápidamente nuestro coche, de forma casi imperceptible. A partir de entonces, ya podemos continuar nuestro trayecto.

Pero, si yo no dispongo el sistema Start Stop en mi coche, ¿puedo realizar la tarea de forma manual? Poder se puede, pero debemos tener un par de cosas en cuenta para no llevarnos sorpresas en el futuro.

Si realizamos la tarea manualmente, también conseguiremos ahorrar combustible. Sin embargo, si nuestro coche no está adaptado para el sistema Start Stop, reduciremos la vida útil de nuestro motor de arranque. En vehículos convencionales, un motor de arranque puede soportar unos 40.000 arranques, mientras que un motor de arranque de un sistema Start Stop puede soportar hasta 250.000 arranques.

A parte de esto, también veremos disminuida la vida útil de nuestra batería por lo que, a fin de cuentas, tal vez no sea tanto el ahorro si lo realizamos de forma manual.

 

Fuente: tallervirtual.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s