Archivo mensual: octubre 2012

El humo de nuestro coche

Lo más normal es que haya tres colores distintos para el humo: blanco, azul y negro. Cada caso es distinto y los vamos a ver a continuación.

Si nuestro coche echa humo blanco por el escape, puede ser debido a la entrada de agua o anticongelante a los cilindros, quemándose con el combustible. El humo blanco que podemos ver no es más que vapor de agua. También puede ser que hayamos encendido el coche en una mañana fría y simplemente es la condensación de agua en el tubo de escape.

En este último caso no debemos preocuparnos, ya que es habitual. Sin embargo, si ocurre siempre, ya podemos empezar a preocuparnos. Debemos revisar el coche lo antes posible para ver por donde entra el agua o anticongelante a los cilindros. Si abrimos el tapón del aceite y vemos como una pasta marrón, quiere decir que se ha mezclado con el aceite. Lo más recomendable es llevar el coche directamente al taller para su reparación.

También nos podemos encontrar con que nuestro coche eche humo azul por el tubo de escape. En este caso, nos encontramos con que entra aceite en el motor que es quemado en los cilindros. Suele ocurrir habitualmente en los coches más antiguos y con más kilómetros.

El problema lo tenemos en la hermeticidad del conjunto cilindro-pistón y los segmentos. Para solucionarlo, podemos utilizar un tipo de aceite más denso, que ayuda a que no pase con tanta facilidad a la cámara de combustión.

El humo azul también puede ser debido al turbo de nuestro coche, en caso de que lo lleve. En estos casos, es recomendable revisar el turbo ya que puede encontrarse en mal estado.

Por último, tenemos el humo de color negro. Este humo puede ser debido por el exceso de gasolina que entra en los cilindros y no se quema de forma correcta, siendo necesario comprobar el sistema de inyección de nuestro coche para averiguar donde se encuentra el problema.

Si nuestro coche echa humo negro y es diésel, el problema lo tenemos en la carbonilla que se forma en estos motores. Para reducir la cantidad de humo expulsada, es bueno apurar un par de marchas para que limpie el escape y deje de echar humo. Además, es un consejo muy recomendable en caso de que tengamos que acudir a la ITV.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en el teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Anuncios

El coche pierde anticongelante, ¿qué hago?

manguito-anticongelante1

Vamos a ver qué podemos hacer en caso de que nuestro coche pierda anticongelante.

En primer lugar debemos tener claro que, ante este caso, debemos llevar nuestro coche al taller para reparar la fuga. La pérdida de anticongelante puede ser por el radiador de nuestro coche o por algún manguito que forma parte del circuito de refrigeración.

Sin embargo, si necesitamos el coche para, por ejemplo, volver a casa de viaje o no llegar tarde a trabajar, podemos optar por una solución de emergencia que nos servirá para salir airosos en un momento puntual.

Debemos localizar dónde se encuentra la pérdida de anticongelante y analizar su gravedad. Si la fuga de anticongelante es por un manguito del circuito de refrigeración, podemos tapar esta fuga con cinta adhesiva, asegurándonos de que no pierda más líquido. En caso de que la pérdida sea directamente por el radiador, lo mejor será llamar a la grúa y llevar el coche al taller.

radiador-anticongelante

Lo siguiente que debemos hacer es reponer el nivel de anticongelante del circuito o, dado que es una emergencia, podemos rellenar temporalmente el circuito con agua. Sin embargo, cuando solucionemos la fuga, debemos sustituir todo el anticongelante por uno nuevo.

Dependiendo de la distancia que debamos recorrer, debemos realizar variasparadas para revisar de nuevo el nivel de anticongelante. Si quitamos la tapa del radiador, es muy importante esperar a que la temperatura del motor descienda, para evitar quemaduras en nuestro cuerpo.

También es muy aconsejable llevar una garrafa de anticongelante o agua en el maletero para rellenar el nivel en caso de que sea necesario.

Estos consejos son para utilizar en caso de emergencia y no tener ninguna otra solución disponible. En todo caso, debemos llevar el coche al taller para reparar correctamente la fuga y que no vuelva a perder líquido.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en el teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Revisemos los cables de las bujías

Las bujías realizan un papel muy importante en el funcionamiento de los vehículos a gasolina ya que, sin ellas, el motor no funcionaría. Pero la electricidad llega a las bujías por medio de los cables de las bujías.

Los cables de las bujías son los encargados de transportar la corriente de alto voltaje que se produce en la bobina, hasta cada una de las bujías. Por este motivo es muy importante conservar estos cables en buen estado ya que, a parte de proporcionar una chispa correcta a las bujías, si se encuentran en buen estado nos protegerán de la corriente de alta tensión y facilitarán el buen funcionamiento de las bujías.

En caso de tener uno de los cables de las bujías en mal estado, si comprobamos los cables con el coche encendido, podemos recibir una descarga eléctrica de gran intensidad que puede ser perjudicial para nuestro cuerpo.

Si observamos que los cables de las bujías están dañados, debemos sustituirlos de inmediato por otros nuevos. Algunos de los problemas que nos podemos encontrar por cables de las bujías defectuosos son problemas con los sensores y centralitas de nuestro coche o un mayor consumo de combustible ya que no se realiza la chispa necesaria en la bujía.

También nos podemos encontrar que se derritan las fundas de los cables en un viaje largo, ya que el motor trabaja a una alta temperatura durante mucho tiempo. Esto también puede acabar provocando un incendio en nuestro coche.

Si vamos a cambiar nosotros mismos los cables de las bujías debemos tener precaución y saber lo que estamos haciendo para no llevarnos ningún susto. En primer lugar el motor de nuestro coche debe estar completamente frío.

Debemos tener cuidado con los cables y sus conexiones, para no doblar los terminales al conectar o desconectar las bujías y el distribuidor o la bobina, ya que podríamos causar más desperfectos.

Es muy importante no quitar el cable tirando directamente de él, sino que hay quetirar del capuchón que lo une a la bobina o a la bujía para no dañarlo y hacerlo con la mano, nunca con pinzas ya que podemos dañar el cable y su aislante. Que tampoco se nos ocurra hacer un agujero al cable, ya que quedaría totalmente inservible.

Por último, debemos colocar los cables de las bujías siempre en la misma posición. Si conectamos un cable en otra bujía distinta a la que le corresponde, el motor de nuestro coche dejaría de funcionar correctamente.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en el teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com