Archivo de la etiqueta: anticongelante

El coche pierde anticongelante, ¿qué hago?

manguito-anticongelante1

Vamos a ver qué podemos hacer en caso de que nuestro coche pierda anticongelante.

En primer lugar debemos tener claro que, ante este caso, debemos llevar nuestro coche al taller para reparar la fuga. La pérdida de anticongelante puede ser por el radiador de nuestro coche o por algún manguito que forma parte del circuito de refrigeración.

Sin embargo, si necesitamos el coche para, por ejemplo, volver a casa de viaje o no llegar tarde a trabajar, podemos optar por una solución de emergencia que nos servirá para salir airosos en un momento puntual.

Debemos localizar dónde se encuentra la pérdida de anticongelante y analizar su gravedad. Si la fuga de anticongelante es por un manguito del circuito de refrigeración, podemos tapar esta fuga con cinta adhesiva, asegurándonos de que no pierda más líquido. En caso de que la pérdida sea directamente por el radiador, lo mejor será llamar a la grúa y llevar el coche al taller.

radiador-anticongelante

Lo siguiente que debemos hacer es reponer el nivel de anticongelante del circuito o, dado que es una emergencia, podemos rellenar temporalmente el circuito con agua. Sin embargo, cuando solucionemos la fuga, debemos sustituir todo el anticongelante por uno nuevo.

Dependiendo de la distancia que debamos recorrer, debemos realizar variasparadas para revisar de nuevo el nivel de anticongelante. Si quitamos la tapa del radiador, es muy importante esperar a que la temperatura del motor descienda, para evitar quemaduras en nuestro cuerpo.

También es muy aconsejable llevar una garrafa de anticongelante o agua en el maletero para rellenar el nivel en caso de que sea necesario.

Estos consejos son para utilizar en caso de emergencia y no tener ninguna otra solución disponible. En todo caso, debemos llevar el coche al taller para reparar correctamente la fuga y que no vuelva a perder líquido.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en el teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Anuncios

Cómo purgar el anticongelante del circuito de refrigeración

purgador

El purgado del circuito es una tarea imprescindible para el buen funcionamiento del motor. En caso de no haberlo purgado, o haberlo echo de forma incorrecta, podemos provocar daños serios al motor, que se podría calentar en exceso.

En muchos casos, los coches tienen purgadores en los propios manguitos. Puede haber varios manguitos con purgadores. Lo que haremos en este caso es encender el coche y abrir dichos purgadores. En un primer momento veremos como salen burbujas, eso significa que hay agua en su interior.

Debemos dejar los purgadores abiertos hasta que lo único que salga por ellos sea anticongelante. Además, deberemos ir controlando el nivel de anticongelante y rellenarlo en caso necesario.

purgar-anticongelante

Si nuestro coche no tiene purgadores, o bien no los encontramos, podemos dejar el coche encendido e ir rellenando el líquido según sea necesario durante un tiempo.

En ambos casos es necesario mantener el coche encendido hasta que el líquido pase por todo el circuitoy esto sucede cuando el coche se encuentra caliente.

En un primer momento el líquido no pasa por todo el circuito. El encargado de permitir el paso de anticongelante a todo el circuito es el termostato. Cuando el motor se encuentra caliente, el termostato abre el paso para el resto del circuito.

Normalmente es aconsejable dejar el coche encendido hasta que salte el electroventilador e ir rellenando anticongelante en caso de ser necesario. Una vez haya saltado el electroventilador ya podemos dar por finalizado el proceso de purgado del circuito. Llegados a este momento cerraremos los purgadores o bien pondremos el tapón de la botella de expansión.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en le teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Mezcla de aceite y anticongelante en la botella de expansión

mezcla, anticongelante, aceite

Si a la hora de revisar tu coche y comprobar el nivel de anticongelante, observas que el color del anticongelante no es el habitual, y el anticongelante parece más que un líquido una pasta y de color “café con leche”.

Además, a la hora de comprobar el nivel de aceite, ves que se encuentra por debajo de lo normal, por lo tanto, el aceite tuvo que ir a parar a algún lado. Una posibilidad es que se queme con el turbo o que el coche consuma aceite. Sin embargo, también cabe la posibilidad que se mezcle con el anticongelante.

Con estos síntomas, y después de comprobar que el coche no consumía aceite, pude llegar a la conclusión de que se había mezclado el aceite del motor con el líquido anticongelante. La avería que se presenta en este caso puede llegar a ser muy importante, por lo que es necesario revisar el coche exhaustivamente y asegurarse bien de donde procede el problema.

Lo primero que se debe revisar es el estado del intercambiador de aceite y anticongelante de nuestro coche, en caso de que lo lleve. Si esta es la pieza que se encuentra dañada, deberemos sustituirla por una nueva y comprobar que se ha solucionado el problema.

culata, intercambiador

En caso de que nuestro coche no lleve dicho intercambiador, o de que se encuentre en perfecto estado, podemos empezar a preocuparnos seriamente.

El problema ante el que nos encontramos puede ser de la junta de culata o incluso de la propia culata. Se debe desmontar todo el conjunto y comprobar la culata. En caso de que se encuentre fisurada (de ahí la mezcla de aceite y anticongelante), sería necesario cambiarla por una nueva, así como la junta de culata, con el consiguiente gasto, ya que no es económica.

Si la culata se encuentra en perfectas condiciones, el problema puede ser de la junta de culata. Sería necesario sustituir la junta de culata por una nueva y comprobar que se haya solucionado el problema.

Por último es necesario realizar una limpieza de todo el circuito de refrigeración para tratar de quitar todos los restos de aceite y no manchar de nuevo el anticongelante nuevo.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en le teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Mezcla de aceite y anticongelante

Una avería que nos puede traer muchos rompederos de cabeza es la mezcla de aceite con el anticongelante. Si cuando vamos a revisar los niveles de nuestro coche nos encontramos con una mezcla de aceite y anticongelante en la botella de expansión, podemos empezar a preocuparnos ya que, en principio, no es una avería sencilla.

Para reconocer fácilmente la mezcla, al abrir el tapón de la botella de expansión veremos una sustancia un poco amarillenta y viscosa. Si comprobamos el nivel de aceite, también es posible que no se encuentre entre el mínimo y el máximo.

En este caso nos encontramos con que por alguna parte del motor se han mezclado los dos líquidos. El motor, en su interior, tiene varios conductos. Por algunos de estos conductos circula el aceite para engrasar el motor y por otros circula anticongelante, que se encarga de su refrigeración.

Estos conductos se tienen que haber comunicado en algún punto y, el más sencillo, es en la culata o la junta de culata. En este caso, la reparación es costosa ya que es necesario desmontar la culata y comprobarlapara ver donde está el problema.

Esta reparación requiere bastantes horas y tendremos que ir preparando el bolsillo. Levantar la culata implica, como mínimo, comprobar la culata y un juego de juntas nuevo. En el peor de los casos, si la culata está dañada, debemos sustituirla por otra nueva.

Otra opción, más económica, es que se haya mezclado en el enfriador de aceite. El enfriador de aceite se encarga de, como su nombre indica, enfriar el aceite por medio del anticongelante que se usa para refrigerar el motor.

Si nos encontramos en esta situación, lo más recomendable es acudir cuanto antes al taller para que nos verifiquen el problema. Si no lo hacemos, puede tener consecuencias muy graves, dañando en gran medida el motor.

Fuente: tallervirtual.com

El cambio del anticongelante

La ola de frío siberiano que ha azotado a toda Europa ha dejado su huella en más de un automóvil y nos ha obligado a reflexionar sobre la necesidad de tener a punto los fluidos que cuidan el buen funcionamiento del motor de nuestro vehículo.

Es el caso del líquido anticongelante-refrigerante que, con mayor o menor asiduidad rellenamos, pero que pocas veces nos preguntamos acerca de la conveniencia de la operación de cambio total. Un procedimiento sencillo y barato que en muchas ocasiones puede llegar a salvarnos de costosas reparaciones.

El mercado actual pone a disposición del usuario una amplísima gama de líquidos que protegerán el radiador de nuestro coche, tanto de las inclemencias del frío como de las altas temperaturas. En este sentido, por un precio que ronda los 10€ ya podemos disponer de algunos anticongelantes que soportan hasta los 18º bajo cero.

La mayoría de los fabricantes aconsejan el cambio total del líquido anticongelante cada 2 años ó 45.0000 kilómetros, para evitar que el fluido pierda capacidades de anticorrosión.

La operación de cambio es muy sencilla, aunque está considerada como un ejercicio del mantenimiento del vehículo que debe ser realizado en el taller y por profesionales. De todos modos, básicamente consiste en estacionar el vehículo en un lugar seguro, permitir que el motor enfríe, usar un recipiente para recoger el líquido usado, quitar la tapa del radiador, abrir la válvula de drenaje y dejar vaciar.

Posteriormente volveremos a cerrar la válvula y llenaremos con líquido nuevo, si bien tendremos que tener en cuenta que resulta de suma importancia la purga para evitar bolsas de aire. Ojo con niños y mascotas cerca, el líquido es muy venenoso; y llevar el usado a puntos de recogida para no dañar el medio ambiente.

Fuente: blog.pepecar.com