Archivo de la etiqueta: cuidados

Revisemos los cables de las bujías

Las bujías realizan un papel muy importante en el funcionamiento de los vehículos a gasolina ya que, sin ellas, el motor no funcionaría. Pero la electricidad llega a las bujías por medio de los cables de las bujías.

Los cables de las bujías son los encargados de transportar la corriente de alto voltaje que se produce en la bobina, hasta cada una de las bujías. Por este motivo es muy importante conservar estos cables en buen estado ya que, a parte de proporcionar una chispa correcta a las bujías, si se encuentran en buen estado nos protegerán de la corriente de alta tensión y facilitarán el buen funcionamiento de las bujías.

En caso de tener uno de los cables de las bujías en mal estado, si comprobamos los cables con el coche encendido, podemos recibir una descarga eléctrica de gran intensidad que puede ser perjudicial para nuestro cuerpo.

Si observamos que los cables de las bujías están dañados, debemos sustituirlos de inmediato por otros nuevos. Algunos de los problemas que nos podemos encontrar por cables de las bujías defectuosos son problemas con los sensores y centralitas de nuestro coche o un mayor consumo de combustible ya que no se realiza la chispa necesaria en la bujía.

También nos podemos encontrar que se derritan las fundas de los cables en un viaje largo, ya que el motor trabaja a una alta temperatura durante mucho tiempo. Esto también puede acabar provocando un incendio en nuestro coche.

Si vamos a cambiar nosotros mismos los cables de las bujías debemos tener precaución y saber lo que estamos haciendo para no llevarnos ningún susto. En primer lugar el motor de nuestro coche debe estar completamente frío.

Debemos tener cuidado con los cables y sus conexiones, para no doblar los terminales al conectar o desconectar las bujías y el distribuidor o la bobina, ya que podríamos causar más desperfectos.

Es muy importante no quitar el cable tirando directamente de él, sino que hay quetirar del capuchón que lo une a la bobina o a la bujía para no dañarlo y hacerlo con la mano, nunca con pinzas ya que podemos dañar el cable y su aislante. Que tampoco se nos ocurra hacer un agujero al cable, ya que quedaría totalmente inservible.

Por último, debemos colocar los cables de las bujías siempre en la misma posición. Si conectamos un cable en otra bujía distinta a la que le corresponde, el motor de nuestro coche dejaría de funcionar correctamente.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en el teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Anuncios

Revisa los neumáticos antes de las vacaciones

presion-neumaticos

Los neumáticos son el único elemento que está permanentemente en contacto con el asfalto. Por este motivo es muy importante revisarlos cuando sea necesario y mantenerlos en buen estado. Una pequeña revisión de los neumáticos nos puede ahorrar problemas o disgustos.

Según un estudio realizado por Bridgestone, se desprende que el 63% de los conductores circulan con una presión en los neumáticos inferior a la recomendada por el fabricante. Además, casi el 20% de los vehículos tienen, al menos, un neumático desgastado.

Estos datos han sido obtenidos de inspecciones realizadas por Bridgestone en 2011 a 46.000 vehículos en varios países de la Unión Europea, donde se puede ver que muchas veces nos olvidamos del correcto mantenimiento de los neumáticos.

Si nos trasladamos a la época veraniega, resulta especialmente preocupante, ya que circulan por la carretera millones de coches para realizar largos viajes hacia los destinos vacacionales.

El cuidado de los neumáticos es imprescindible tanto para la economía como para la ecología. Antes de emprender un viaje, es muy importante revisar el estado de los neumáticos, así como la presión de inflado.

desgaste-neumaticos

Muchas veces somos conscientes del desgaste de los neumáticos. Sin embargo, no lo somos tanto de la pérdida de presión de cada neumático. Periódicamente es importante revisar la presión ya que, si no lo hacemos, podemos perder el control de la manejabilidad del coche y la duración de los neumáticos disminuye.

Además, con una presión baja, se incrementa el consumo de combustible. Todos los vehículos que circulan así, están gastando alrededor de 3,1 millones de litros de combustible anualmente. Traducido en dinero, son alrededor de 5.000 millones de euros.

Pero eso no es todo, ya que se incrementan también las emisiones contaminantes que van a la atmósfera. Estos neumáticos producen 7,4 millones de toneladas de emisiones de CO2. A cada vehículo le corresponderían 2,7 g/km más, que si estuvieran los neumáticos en buen estado.

En cuanto al desgaste de los neumáticos, un 20% circulan con un desgaste excesivo, lo que puede suponer grandes riesgos. Con los neumáticos desgastados se pierde agarre con el asfalto, además de poder sufrir aquaplaning en muchas más ocasiones.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en le teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

¿Cómo cambiar el líquido de frenos?

liquido-frenos

Con el paso del tiempo, podemos notar como el coche va perdiendo capacidad de frenado poco a poco. En un primer lugar podemos pensar que toca sustituir las pastillas de freno. Sin embargo, puede deberse perfectamente al líquido de frenos.

Es recomendable sustituir el líquido de frenos de nuestro coche cada dos años o 40.000 kilómetros. Además, debemos saber que, con el paso del tiempo, la humedad afecta al estado del líquido. En condiciones normales el líquido de frenos debe soportar una temperatura de trabajo muy alta.

Para poder realizar de manera satisfactoria el cambio del líquido de frenos, necesitamos una serie de elementos sin los que no podemos realizar la tarea:

  • Líquido de frenos (usar el que recomienda el fabricante, normalmente DOT 4).
  • Una jeringuilla.
  • Botella vacía. Donde echaremos el líquido viejo.
  • Tubo de goma. Por este turbo circulará el líquido que vamos quitando hasta la botella.
  • Llaves fijas. Las usaremos para aflojar la tuerca de purgado de la pinza (normalmente de la 6 a la 11).
  • Gato y llave de los neumáticos. Para poder quitar la rueda y trabajar cómodamente.
  • Otra persona. Nuestro ayudante se encargará de ayudarnos a purgar el circuito.
Antes de comenzar el trabajo, debemos saber que el circuito de frenos nunca debe quedar sin líquido, por lo que debemos ir revisando el nivel y rellenándolo según nos haga falta. Si en algún momento nos quedamos sin líquido, entrará aire en el circuito, lo que hace frenar de manera incorrecta al coche.

Mañana veremos de forma detallada el proceso completo para realizar el cambio del líquido de frenos. También veremos varios consejos para protegernos tanto nosotros, como el coche, del contacto con el líquido.

El proceso a seguir es muy sencillo. Sin embargo, si no estamos seguros de cómo se hace, lo mejor es acudir a un taller y dejarlo en manos de profesionales.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en le teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Cuidemos el turbo de nuestro coche

turbo, mecanica, cuidados

El motor es el elemento más importante de nuestro coche y debemos cuidarlo al máximo para prevenir averías. Un mal uso del vehículo puede provocar que se produzcan daños en el motor o en la transmisión, que podemos evitar si lo tratamos de forma correcta.

En muchas ocasiones me preguntan si es necesario dejar el coche encendido unos minutos antes de comenzar a andar con él y también después de haberlo aparcado. Mi respuesta siempre es depende.

No es necesario dejar el coche encendido en todos los casos, en algunos incluso es una pérdida de tiempo y combustible.

Dejar calentar el coche antes de comenzar a andar con él es bueno hacerlo en todos los motores. Sin embargo, en los motores equipados con turbo (la mayoría de los coches diésel y cada vez más vehículos gasolina) es más importante, ya que se produce una correcta lubricación del turbo.

turbo, seccion, cuidados

Tampoco hace falta esperar cinco minutos para que se lubrique bien, simplemente con dejarlo al ralentí mientras nos acomodamos en el coche y ponemos el cinturón de seguridad, que nos puede llevar un par de minutos, puede ser suficiente.

Al llegar a nuestro destino ocurre algo similar. Si nuestro coche tiene turbo, es muy importante dejarlo al ralentí un par de minutos. Con esto conseguiremos que el turbo se enfríe y se lubrique, además de que la propia turbina baje de revoluciones. En caso de no hacerlo, podríamos llegar a dañar, a largo plazo, el turbo de nuestro coche.

Una avería en el turbo puede ser muy costosa, ya que esta pieza puede tener un precio aproximado, dependiendo de los modelos, de 1.000 €. Además, la sustitución de este elemento puede ser un poco complicada en algunos modelos.

Para mejorar el cuidado de nuestro motor, es importante seguir este consejo, que agradeceremos con el paso del tiempo y de los kilómetros.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en le teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com