Archivo de la etiqueta: filtro

Problemas en el aire acondicionado

filtro-antipolenEstamos en verano, la estación más calurosa del año. Si no tenemos la suerte de poder aparcar el coche en un lugar fresco, debemos sufrir las consecuencias de haberlo dejado aparcado al sol.

Nada más abrir la puerta sentimos el calor que desprende nuestro coche. Rápidamente encendemos el coche y conectamos el aire acondicionado. Pero desafortunadamente el climatizador no enfría como siempre, mejor dicho no enfría nada.

Nos podemos ver envueltos en esta situación fácilmente. Los sistemas de aire acondicionado que equipan los vehículos están detrás del 35% de averías que registran los talleres durante el verano.

Algunos de los problemas más habituales que nos podemos encontrar son los fallos ocasionados en el compresor o alguna fuga en los conductos que transportan el gas.

También se puede estropear el sistema de aire acondicionado de nuestro coche si no realizamos el mantenimiento adecuado. En este sentido, lo más habitual son las fugas de gas y aceite del compresor que, en caso de resultar dañado.

compresor-aire-acondicionado

Si la fuga del gas la tenemos por los conductos, que se vuelven porosos con el paso del tiempo.

Los pequeños golpes que tenemos en la ciudad, o mismamente a la hora de aparcar el coche (hay quien aparca sin pensar en los coches de los demás), pueden dañar el sistema de aire acondicionado, entre otros elementos.

Un golpe en nuestro coche puede dañar el condensador, que está situado en la parte delantera, junto a la defensa. Pero eso no es todo, ya que el filtro del habitáculo también se puede obstruir y ensuciar de tierra o insectos, debiéndolo sustituir cuando se encuentre en mal estado.

Por lo tanto, es muy importante tener todos los elementos del sistema de aire acondicionado en buen estado. De esta forma podemos disfrutar de un ambiente agradable este verano en el interior de nuestro coche.

Estamos a vuestra  disposición para cualquier consulta en entrepuentes@entrepuentes.es ó en le teléfono 924 279 690

Fuente: tallervirtual.com

Anuncios

Los filtros de partículas

Los filtros de partículas actuales son capaces de filtrar casi en su totalidad las partículas de hollín en los gases de escape y quemarlos posteriormente. Los sistemas de filtros integrados en el dispositivo de los gases de escape son como panales y se componen de canales minúsculos que van en paralelo. Como los extremos de los canales están cerrados en ambas direcciones, el gas de escape tiene que pasar obligatoriamente por las paredes intermedias que tienen unos poros muy finos. Mientras que la parte gaseosa puede pasar por los poros, las partículas se quedan enganchadas en la “trampa”.

Para que no se atasque el filtro de partículas y no aumente demasiado la presión de los gases de escape en el motor, las partículas del filtro se tienen que quemar cada cierto tiempo. Este procedimiento se llama regeneración. Como los gases de escape sólo alcanzan una temperatura de 550 grados (necesaria para quemar las partículas) cuando el coche va a toda potencia, se requieren unas medidas bastante complejas:

Reducción de la temperatura de ignición del hollín a través de un catalizador: Esto se realiza con un aditivo al combustible o recubriendo la superficie del filtro con una capa catalizadora.

Aumento de la temperatura a través de medidas en el motor: La inyección de una pequeña cantidad de combustible después de la combustión principal es una medida eficaz en este sentido.

Simulación del estado de carga del filtro a través de modelos de cálculos potentes que se integran en el sistema de gestión del motor.

Fuente: tallervirtual.com

Filtro del habitáculo.

El filtro del habitáculo es uno de los filtros más olvidados por los conductores. El momento más adecuado para cambiar dicho filtro es justo antes de la primavera.

El filtro del habitáculo retiene las partículas de polvo, polen, etc. También filtran en mayor o menor medida los gases de los vehículos que circulan delante nuestro, el hollín y el ozono. Para las personas alérgicas puede considerarse incluso un elemento de seguridad, al verse el conductor menos afectado por lloros, moqueo, estornudos, etc.La capacidad de retención de un filtro es limitada y cuando llega a su límite de saturación las propiedades filtrantes caen en picado. En algunos coches incluso puede llegar a criar moho, bacterias, etc e incluso empañar el interior del habitáculo con el consiguiente riesgo para la conducción.
Normalmente suelen venderse dos repuestos, uno normal  y uno con carbono activo. El carbono activo retiene de forma mucho más eficaz los óxidos de nitrógeno y el ozono, son mucho más necesarios si se conduce frecuentemente por ciudad.

Fuente: blogmotor