Filtro del habitáculo.

El filtro del habitáculo es uno de los filtros más olvidados por los conductores. El momento más adecuado para cambiar dicho filtro es justo antes de la primavera.

El filtro del habitáculo retiene las partículas de polvo, polen, etc. También filtran en mayor o menor medida los gases de los vehículos que circulan delante nuestro, el hollín y el ozono. Para las personas alérgicas puede considerarse incluso un elemento de seguridad, al verse el conductor menos afectado por lloros, moqueo, estornudos, etc.La capacidad de retención de un filtro es limitada y cuando llega a su límite de saturación las propiedades filtrantes caen en picado. En algunos coches incluso puede llegar a criar moho, bacterias, etc e incluso empañar el interior del habitáculo con el consiguiente riesgo para la conducción.
Normalmente suelen venderse dos repuestos, uno normal  y uno con carbono activo. El carbono activo retiene de forma mucho más eficaz los óxidos de nitrógeno y el ozono, son mucho más necesarios si se conduce frecuentemente por ciudad.

Fuente: blogmotor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s